viernes, 10 de febrero de 2017

Pastel de queso al microondas

     Esta es una receta fácil y deliciosa que me ha pasado mi querida amiga Ascen.  ¡Gracias, reina!
     Ya van dos con esta las recetas que hago en el microondas. Normalmente solo lo uso para calentar, creo que como casi todo el mundo.  Es importante que no tengáis prisa en desmoldarlo, u os quedará tan desparramado como a mi.  Espero volver a hacerlo en breve y publicar una foto más digna.


Necesitamos:

Caramelo líquido (solo para caramelizar el molde)  

Pastel:
200 ml de nata.
400 ml de leche.
3 ó 4 cucharadas de azúcar
2 huevos
2 sobres de cuajada en polvo.
Un poquito de canela.
200 gr. de queso crema tipo Philadelphia.
Si se desea podemos añadir ralladura de limón.




Preparación:

1. Caramelizamos el molde.
Este molde tiene que ser apto para microondas, y es fundamental que tenga el centro hueco, puesto que si no, no se hará el centro del pastel.  Yo he usado uno de silicona, aunque imagino que irá mucho mejor uno de pirex.



2. En un recipiente añadimos todos los ingredientes, es decir, la nata, la leche, el azúcar, los huevos, los sobres de cuajada, la canela y el queso. Y los batimos con ayuda de la batidora.


Debemos asegurarnos que todo está bien mezclado y no quedan pegotes. Yo lo hago removiendo el fondo con ayuda de una cuchara, si encuentro alguno, lo vuelvo a batir.

3. Vertemos el líquido dentro del molde que ya tenemos preparado.  Y lo metemos al microondas durante unos 10 a 15 minutos.
     Si vuestro molde es de silicona, utilizad un plato debajo para poder manejarlo mejor, ya que los moldes de silicona son flexibles y poco estables.
Como ya dije en la entrada anterior: "Bizcocho de chocolate al microondas", el tiempo de cuajado dependerá mucho de la antigüedad y potencia de nuestro microondas. El mio tarda bastante.

Comprobaremos si nuestro pastel está lo suficientemente cuajado metiendo una aguja (sobre todo por la parte cercana al hueco) y comprobando que sale sin manchar.

4. Dejadlo a temperatura ambiente, hasta que se enfríe totalmente antes de desmoldarlo. Si no esperáis lo suficiente se desmoronara al sacarlo del molde, como me ha pasado a mi, por impaciente.

Luego podéis guardarlo en la nevera.
                También podéis guardarlo en la nevera una vez frío, sin desmoldar y desmoldarlo cuando                   se vaya a consumir.

Servir frío





lunes, 30 de enero de 2017

Bizcocho de chocolate en microondas

     Cuando alguien me comentó hace algún tiempo que se podía hacer un bizcocho en el microondas no daba crédito. Pensé que saldría mal, que no quedaría esponjoso, pero me equivoqué y ahora os muestro el resultado.  

Aunque lo vamos a hacer de chocolate, se puede hacer sin el.  En las notas vais a ver como.  Es un bizcocho muy facil y fantástico para aquella gente que no le tiene muy bien cogido el punto al horno tradicional, o que no quiere esperar tanto tiempo.
                             ¡Es muy fácil! 

Ingredientes:

.     1 vaso de cacao (130 gr) y una cucharadita de canela
·         1 vaso de azúcar (240 gr)
·         4 huevos
·         1 vaso de aceite de girasol (150 gr.)
·         1 vaso de leche (185 gr.)
·         Una cucharadita de canela en polvo(opcional).
·         1 sobre de levadura en polvo.
·         2 vasos de harina (240 gr.)
·         Un poco de mantequilla y harina para untar el molde.
.     Azúcar glas para adornar.

Preparación:

Preparamos el molde para hornear en nuestro microondas. Untándolo con mantequilla y enharinandolo
Este molde debe ser siempre de cristal y de un diámetro mayor o igual a 22 cm.


           En un recipiente lo suficientemente grande echamos el azúcar el chocolate y la cucharadita de canela 
      (Si no lo vamos a hacer de chocolate, este es el momento de añadir  al azúcar  en su lugar el sabor elegido, ya bien sea la ralladura de naranja, la de limón, la esencia de vainilla etc, etc.)


     Añadir los huevos y mezclar todo con la batidora, que los huevos cojan bien de aire y el azúcar y el cacao  queden bien unidos

       Incorporar el aceite y también la leche y batir bien siempre con ayuda de la batidora. Que quede todo bien incorporado. 

  Es muy importante que todos los ingredientes queden bien incorporados y la masa homogénea. No pueden quedar grumos.
 A continuación mezclamos la harina con la levadura y con ayuda de un tamizador, aunque no es imprescindible, nos facilita la labor para que luego la masa quede más esponjosa.

Mezclamos la masa, siempre ayudándonos de la batidora. (Es más cómodo que a mano)

 Verter en el molde de cristal que teníamos preparado. 
(Yo siempre me ayudo de una rebañadora de silicona) 

Y ponemos 9 minutos a máxima potencia.  

No abrir el microondas antes, aunque parezca que se está desbordando. Pasados los nueve minutos pinchamos con una aguja de tejer,  pincho, o similar (puede valer un cuchillo), sobre todo en la parte central. Si sale manchado con restos de masa es que necesita uno o dos minutos más. 


El bizcocho sale hinchado 

y se va bajando un poco.

      Dejad que se enfríe antes de desmoldarlo, para hacerlo separad los laterales con ayuda de un cuchillo, o de la misma aguja con la que hemos comprobado la cocción,  antes de darle la vuelta.

Espolvoread con azúcar glas, para una mejor presentación

Notas:

Hay que tener en cuenta que los microondas cuanto más viejos menos potencia tienen y serán necesarios más minutos.

Usad mantequilla y no margarina para engrasar el molde. 

El tamizado de la harina no es necesario pero si que mejora el resultado de los bizcochos

Se puede hacer también sin chocolate.:
·         Opcional, a elegir:
1- Ralladura de limón


2- Ralladura de naranja 
3- Esencia de vainilla.


Etcétera, etcétera.