miércoles, 21 de noviembre de 2012

Volcán de chocolate

      Esta receta es muy sencillita de hacer, el único problema es el punto del horno. Ya que los volcanes deben quedar bien hechos por fuera y con un corazón cremoso por dentro.
     Se sirven acompañados de nata, o de helado de vainilla.
     De momento a mi me salen unos bien y otros no tanto, pero mientras le cojo bien el punto al horno, (normalmente se me hacen un poco de más), estoy consiguiendo unos maravillosos y esponjosos "muffins" de chocolate.

Necesitamos:

6 huevos, (tres enteros y tres yemas).
170 gr. de chocolate negro.
170 gr. de mantequilla.
50 gr. de harina.
60 gr. de azúcar.


Preparación:

Ponemos el horno a precalentar a 240º, así de fuerte a fin que luego el volcán quede echo por fuera y algo crudo por dentro.

Derretimos la mantequilla y el chocolate troceado, juntos en una cazuela al baño María.

Mientras tanto, tamizamos la harina con la ayuda de un colador.

Luego separamos  las claras de las yemas de 3 de los huevos.
Batir en el vaso de la batidora los 3 huevos y las tres yemas con el azúcar ayudandonos con el accesorio de varillas de nuestra batidora.

Añadimos la harina y lo batimos todo junto.

En un bol, ponemos el chocolate ya derretido y bien mezclado con la mantequilla que teníamos al baño María

Y lo mezclamos todo.

Llenamos los moldes hasta ¾ partes de su capacidad. Salen unos 8 volcanes.

Horneamos durante unos 7 minutos. (Entre 5 y 10 minutos según horno.

Desmoldamos cuando enfrien.


Notas:
El tamaño del molde influye en que queden bien, uno de los más adecuados es el de aluminio deshechable, tamaño flan grande. o de silicona.

El tiempo de horneado depende de cada horno, van de los 5a los 15 minutos. La manera en que los controlo es la siguiente. Los dejo 7 minutos, al cabo de los cuales compruebo si estan hechos por fuera. Si han subido pero se ha abierto la parte de arriba en forma de estrella, compruebo si se ve líquido o cerrado.  Si se ve líquido, bajo el horno a 200º, y los tengo hasta que se vé  ya sólido y cerrado, abro el horno y  pincho uno de ellos con una aguja de tejer. Hay que notar que está bien hecho por fuera y algo blando por dentro. Y ya están listos para sacar del horno. Desmoldar cuando esté suficientemente fríos para no quemarnos.




lunes, 12 de noviembre de 2012

Costillas adobadas con patatas

     Con el frío apetecen los guisos. Un plato calentito que entona el cuerpo.  Riquísimos.

     Hoy os voy a dar la receta de unas costillitas adobadas que están para chuparse los dedos. Una manera de ahorrar es comprar las costillas frescas y adobarlas en casa, estas que veis, están compradas en el Mercadona. Se compran por costillar entero y claro, lo que te ahorras en el precio te toca en que las tienes que cortar y adobar tu, pero no se tarda tanto y compensa.

Necesitamos:

1 kg aprox. de costillas.
3 patatas medianas.
1 tomate grande.
1 pimiento grande y rojo.
1 cebolla mediana
3 ó 4 dientes de ajo.
Pimentón.
Sal, laurel.
Aceite de oliva.

Preparación:
     Al menos 12 horas antes, debemos adobar las costillas, para ello cogemos el costillar, separamos las costillas, haciendo un corte en la carne entre hueso y hueso. Las metemos en adobo, (ver entrada de como adobar carne). Este paso nos lo ahorramos si compramos las costillas en la carnicería ya adobadas.

Pelamos y picamos finamente la cebolla y el ajo. Hacemos lo mismo con el pimiento, y el tomate. Con los ingredientes preparados para su utilización, ponemos un fondo de aceite en la olla exprés.
En el aceite ponemos a pochar el ajo y la cebolla.
Cuando comiencen a dorar, añadimos el pimiento, cuando este bien rehogado añadimos  una cucharadita de pimentón y las costillas.

Cuando las costillas se rehogen, echamos el tomate a la cazuela y los rehogamos hasta que esté casi deshecho.Echamos agua , el laurel y sal. Tapamos la olla y lo dejamos cocer con la olla tapada y la válvula puesta por espacio de unos 20 ó 25 minutos.
Mientras tanto pelamos y cortamos  y lavamos la patata.  Cuando la olla se enfríe y deje de salir vapor  quitamos la válvula y si ya no sale vapor tampoco, abrimos la olla, probamos y corregimos de sal, echamos las patatas, removemos y añadimos agua en caso que fuera necesario. (El agua debe casi cubrir las patatas).
Ponemos la olla con la tapa y la válvula y cuando salga el vapor cocinamos por espacio de otros 10 /15 minutos en funcion de la calidad de las patatas.

Servir caliente






lunes, 5 de noviembre de 2012

Tarta de queso y Baileys

Buenisima, deliciosa, con el sabor riquisimo de la crema de whisky
Además no necesita fuego, basta con la batidora y unos segundos de microondas.

Necesitamos:
100 ml. de crema de whisky (O sea Baileys)
120 gr. de galletas integrales tipo digestive.(También sirven
las galletas normales)
80gr de mantequilla, o margarina.
4 hojas de gelatina.
200 ml. de nata para montar.(Bien fría de la nevera)
400 gr. de queso tipo philadelphia.
100 gr. de azúcar glass.
1 molde o emplatador de 20 cm de diámetro.
Sirope de caramelo, o dulce de leche para adornar.


Preparación:

Hacemos la base de la tarta triturando bien las galletas y uniendolas a la mantequilla derretida durante unos segundos en el microondas. Hasta que quede una masa homogénea.

Ponemos la base emplatadora engrasada con mantequilla o margarina, sobre un plato llano y colocamos la masa en el fondo del emplatador dejando una base totalmente plana. Lo dejamos en el frigorífico mientras preparamos el resto de la tarta, para que vaya cogiendo cuerpo.
Remojamos la gelatina en agua fría para que se hidrate
Semimontamos la nata, que tiene que estar bien fría. Lo haremos con la batidora, colocandole el accesorio en forma de varilla, y la reservamos.


Batimos el queso con el azúcar glass hasta que esté cremoso.

Calentamos el Bailey´s unos segundos en el microondas e incorporamos las hojas de gelatina.

Removemos hasta que la gelatina esté bien disuelta en el Baileys,y lo añadimos a la mezcla de queso, y azúcar.
 Luego vamos incorporando la nata semimontada de a pocos, y lo vamos removiendo con suavidad, para crear la mouse. Conviene ayudarse de una espátula de silicona. Repartimos la crema resultante en el molde.

La tapamos para preservar de olores de la nevera y dejamos enfriar un mínimo de 4 horas.
Pasado ese tiempo, desmoldamos con mucho cuidado y decoramos con dulce de leche o caramelo tostado. Preferentemente con dulce de leche.
      Volvemos a meter en la nevera hasta el momento de servir. Tapado con mucho cuidado para no se quede pegada la tapa a la tarta.
Sacar unos minutos antes de servirlo. Salen unas 8 raciones.

Migas

      Es comida de pastores, rica, rica. Comida de invierno, aunque solo sea por la cantidad de calorias que tiene.
Es un plato facil de preparar.

Necesitamos:

1/2 kg. aprox. de uvas.
Pan cortado para hacer migas.
4 pimientos verdes tipo italiano.
1 cabeza de ajos.
Pimentón dulce.
Sal
Aceite de oliva.
2 chorizos frescos
De 1/2 a 3/4 kg. de panceta fresca.




Preparación:

     Las cantidades son aproximadas, dependen de los gustos y apetito de los comensales, hay a quien le gustan con mucha carne, y hay quien las prefiere con menos.

     Las migas no son mas que pan duro cortado de una barra o de una hogaza, con un tamaño más o menos grande.  Yo siempre compro el pan ya cortado para hacerlas. Es un trabajo que me quito. Pero si prefieres cortarlo tu, debe ser un pan que no sea del precocido que se utiliza hoy en la mayoria de las panaderias pues su contenido en grasas hace que no sirva para hacer migas.

      La noche anterior, ponemos el pan en un barreño perfectamente limpio, y cerca del chorro de agua del grifo, con la mano le vamos echando pequeñas cantidades de agua, con el fin de humedecerlo, lo removemos segun le vamos echando el agua para repartirla y que esté humeda por igual. (Humedecer sin reblandecer)
 Lo tapamos y lo dejamos reposar toda la noche, hasta el momento de su preparación. Las migas se preparan justo antes de consumirlas, no deben quedar echas no les va bien el recalentarlas.
      Al día siguiente:  Vamos a preparar los ingredientes.
Lavamos y secamos los pimientos.Y los cortamos en trozos.
Lavamos las uvas y las dejamos escurrir.
Procedemos a cortar el chorizo en rodajas, La panceta se le quita la corteza y se corta, en tiras.

Desgajamos la cabeza de ajos, y damos un cortecito con el cuchillo a cada uno de sus dientes, pero sin pelarlos.

En una sarten grande, si se tiene, o en una cazuela también grande, echamos un buen fondo de aceite, y los dientes de ajo sin pelar y con el cortecito dado. Y los dejamos rehogar durante un buen rato.

Luego los retiramos y reservamos. En ese mismo aceite freiremos también la panceta y el chorizo, lo retiramos y reservamos, y por último los pimientos, que también freiremos retiraremos y reservaremos.
Mientras se frien los pimientos, podemos aprovechar para sacar las uvas del racimo a un platito.

Retiramos un momentito la cazuela del fuego y le añadimos una o dos cucharaditas de pimentón,con el aceite aun caliente.

 Lo volvemos a poner al fuego, mezclamos el pimenton y el aceite y añadimos el primer puñado de migas, que vamos a rehogar en este aceite.

 Seguiremos añadiendo las migas de a pocos y dejandolas que cojan bien todo el aceite, después añadimos los tropezones que teníamos reservados en el plato, incluidos los ajos, y le damos unas cuantas vueltas con la espumadera, con cuidado que no se nos peguen las migas al fondo de la sartén. Deben estar sueltecitas, esto se consigue, moviendolas a menudo, con cuidado y sin deshacer.
Las servimos inmediatamente, de la cazuela al plato, acompañadas de unas uvas.
Notas:
Hay quien prefiere rehogar en el aceite de haber frito los tropezones las migas de pan, acompañadas solo de los ajos y del pimenton y dejar los tropezones en plato aparte para que cada uno se sirva lo que guste.
Tambien puede llevar morcilla, se haria igual, cortandola y rehogandola.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Tarta de café. (Tarta de galletas)

      Esta receta me la dió hace muchos, muchisimos años, una vecina, llamada Vicenta, la madre de un buen amigo, Carlos.  Vicenta es una excelente cocinera, suya también es la receta del flan de huevo que suelo hacer y del que ya os daré la receta.  También hace unos pestiños, que son "para quitar el sentio", pero que hay que tener mucho arte para que salgan tan buenos como los suyos. Tengo yo pendiente quedar una tarde con ella para apuntarme la receta.

      A pesar .la extensisima introducción, esta receta es muy sencilla, y queda deliciosa. Es la típica tarta de galletas. Recomiendo usar café descafeinado si hay niños, o personas que no toleren bien la cafeina.

Necesitamos:

Galletas, tipo María, (unos 300 gr.),(paquete y medio),
mejor que sean cuadradas.
6 huevos. (Solo las yemas).
1 paquete pequeño de mantequilla
o margarina. (250 gr.).
Azúcar. (seis cucharadas).
Café bien cargado.
Cointreau, o mejor anís con coñac.
Chocolate del de hacer, y cacao en polvo.


 Preparación:
 
Se hace café en la cafetera, (no recomiendo usar café en polvo, perderia parte del sabor)se hecha  una parte en un recipiente y se le añaden dos o tres cucharadas de azúcar yel licor.
En el vaso de la batidora, se corta la mantequilla  en pedazos para facilitar el trabajo a la batidora y se unen las yemas a la mantequilla, se añade azúcar al gusto unas dos o tres cucharadas.
Se bate todo con ayuda de la batidora,  hasta conseguir una crema uniforme.


Se empapan las galletas en el café templado, y se van poniendo en un plato grande o bandeja.
Encima de las galletas, se coloca una capa de crema bien extendida.
Encima de la crema otra capa de galletas, es decir que se ponen varias capas sucesivas de galletas y crema. (Unas tres capas de cada).
Empezando siempre por galletas y terminando siempre por la crema.


Se adorna espolvoreando un poco de cacao en polvo y si se quiere una capita de virutas de chocolate. Al principio de espolvorear el cacao no se quedará oscuro, tendrá que pasar un ratito para que en contacto con la crema el cacao se humedezca y quede oscuro como en la foto primera.

Pasar un trapito húmedo alrededor de la tarta para limpiar el plato y dejar una mejor presentación. Meter siempre en la nevera por espacio de al menos dos horas,  y servir frío.
Aunque no tiene un aspecto espectacular, está riquisima y el que la prueba repite.

 

martes, 30 de octubre de 2012

Boquerones en vinagre

Los riquísimos boquerones en vinagre, antes se solian poner en los bares como aperitivo.
      A mi madre se le daban muy bien.  El que salgan más o menos blanquitos, depende de la calidad del boquerón no de la preparación.
Necesitamos:
Para macerarlos:
1/2 kg. de boquerones.
Aprox. 1/2 l. de vinagre.
Sal.
Para aliñarlos:
Aceite de oliva.
3 dientes de ajo.
Perejil.

Preparación:
Lo primero es limpiar muy bien los boquerones, lo haremos con la mano, tirando de la cabeza,  quitando las visceras y despues las espinas, cuidando bien de quitar las aletas de la zona ventral y la del medio dejando el boqueron como se ve en la foto.

Luego los lavamos y los dejamos escurrir un ratito, mientras preparamos el vinagre en el que se van a macerar

En un cuenco o ensaladera lo suficientemente grande, echamos el vinagre. Añadimos bastante sal, y la removemos hasta su disolución.

En caso de alergia al anisakis, o como prevención, debemos congelar los boquerones perfectamente limpios y escurridos. Se meten en el congelador a una temperatura de menos 18 grados ( -18º),  y durante 48 horas para mayor seguridad. Luego se dejan descongelar dentro de la nevera.

Metemos los boquerones  tapamos el cuenco  con su tapadera o con papel film y lo dejamos macerar dentro de la nevera durante aproximadamente 48 horas.

Transcurrido ese tiempo, los sacamos de la nevera, y los colocamos sobre una bandejita, formando filas. Picamos finamente ajo y perejil, ya sea con la picadora o manualmente.

Colocamos el ajo y el perejil sobre los boquerones, luego le echamos un buen chorro de aceite de oliva, lo dejamos un ratito reposar para que cojan bien el sabor del ajo y perejil y del aceite.

Servir.